Tuesday, March 07, 2006

Conociendo a los borachines del lugar!


Primero que nada hay que describir que se entiende por un “borachin del lugar”. El calificativo parace ser más que obvio, pero los borachines varian de país a país, y cada cuidad presenta sus colecciones de borachines , únicos e irrepetibles. Siempre serán un reflejo de la sociedad que los turistas pretenden ignorar, pero no es ese mi caso.

Bueno, los borachines de acá, son en general gente simpática, con vestiduras raidas, con caras hinchadas y con moretones por llevar una vida muy agitada y pelear por cualquier cosa, y por supuesto, como olvidar, el aliento a denomios, muchas veces producto de consumir en dosis consierables alcohol barato.

Ud. estimado lector me podrá decir con toda la razón del mundo: A ver de qué habla ese loco, si es una descripción de un boracho homeless cualquiera!
Pero no desespereis mi criatura, no es tan simple, ahora verá por qué son tan distintos.

En una de mis estimulantes recorridos por el lugar, no resistí y vestido como un ser “poco llamativo” para la gente más “refinada” y “culta” me dirigí a lo que localmente se llama “Magazín”.
No mis estilados, no estoy hablando de una revista, sino de lugar donde se venden productos alimenticios y muchas bebidas. Tampoco es un supermarket, ya que no es tan grande, yo diria son rezagos de las viejas infraestruturas sovieticas, siendo todavia estatales, pero con precios casi iguales a los de cualquier super. Su existencia esta en el proceso de extinsión, en vista de ser reemplazados muy prontito por alguna boutique de ropa rumana de mediana calidad

Para comparar, es como de esas viejas tiendas locales que estan a la vuelta de tu casa y te salvan cuando te da fiaca para ir al super, solo que la gente más refinada no asiste a esos lugares tan corrientes por princípio obviamente de no manchar su imagen con “la mediocridad del populo”.
En fín...........

Procigo, entré al lugar y me dirigí a ver una impresionante exposición de diferentes chocolates, perdón, pero el azucar es indispensable para los tiempos fríos y más cuando calor humano escasea. Atento de aboservar y decidirme que cantidad de cajas iba yo a comprar, sin darme cuenta se me acercó un borachin. Él estaba ahi observando qué compraba la gente y a quíen le podria pedir limosna.

Después de media hora de indesición y viendo ya la mala cara de la venderora , fui obligado a llevarme algo. Resulta que eligí como 7 cajas de diferentes chocolates, y mientras que sacaba la plata y revolvia en interior de mi mochila para encontrar en dónde estaba mi bendita billetera, la vendedora estiró su brazo y me dio una enorme bosa con 7 cajas adentro, yo desconsolado de ver tanta cantidas de chocolates, (para los que no me conocen se han dado cuenta que tengo alma de gordo, y pierdo facilmente sentido de realidad cuando delante mio aparace un rico chocolateeeee), extravié la billetera y tuve que hacer malabares para encontrarla.

“Permitenme sostener su paquete”, de pronto una voz se dirigió hacia mi, y la vendedora sin consultarmelo, le dio el paquete .
Yo sin levantar la mirada seguia buscando mi billetera, cuando por fin la encontré, levanté la vista y lo vi, un hombre de unos 40 años todo lleno de moretones, con la piel arrugada, ya sea por el frio, ya sea por modus vivendi, y con terrible aliento a alcohol.
En un momento se me pasó por la cabeza que me iba a robar, pero mantuve la calma y me dirigí hacia él con una voz tranquila,
“Muchas gracias por sostener mis cosas le dije yo, estirando mi mano y pretendiendo que el hombre devuelva mis chocolates.
“Todo suyo senor,” respondió el borachin.
Agarré mis cosas y ya me dirigia a la entrada cuando , escuché pasos siguiendome.
“No tendria unas monedas para los remedios?”, me dijo con una voz timida.
Yo lo miré y le respondi:
“Conozco bien los remedios que consume, todavia se puede sentir en el aire el olor de su remedio matutino”, dije yo sarcasticamente.
“Sabe yo no le voy a dar plata, pero como agradecimiento por sostener mi paquete lo invitaré con cualquier producto que encuentré en esta tienda, siempre y cuando no sea alcohol”, le comenté.
El hombre me mirró desconsolado, perdiendo el habla completamente.
“Vamos, vamos, le ayudaré a eligir!”, le dije yo guiando al pobre hombre.
Al llegar a la seccion de embutidos y fiabres y después de mirar bien que habia.......... “Deme, por favor, todo ese embutido que esta ahi”, le dije yo a la vendedora, el borachin seguia sin hablar y sin entender qué es lo que estaba pasando.
La venderora pesó el embutido, llegaba casi a un kilo, son 21.40, me dijo, yo estire la mano y le di la palta.
“Es demasiado, es mucho!!!!”, exclamó el hombre todavia sin poder recuperarse de la impresión que habia dejado en él mi actitud.
“Ud. tiene mucha plata, entonces”, le salió inconscente el comentario.
“La suficiente para agradecerlo por haber sostenido mi paquete” dije yo, alejandome rápidamente hacia la puerta.

Nunca voltié, para ver que pasó después con ese hombre que conocí, pero lo único que recuerdo era que estaba parado ahí solo, perturbado, repitiendo como un disco de vinilo rayado que era mucho para él y sosteniendo en su mano el paquete con el embutido.

7 Comments:

At 6:23 AM, Anonymous Anonymous said...

Interesante historia estimado Conde pero trate de no relacionarse con ese tipo de personas, puede llegar a ser peligroso.

 
At 3:10 PM, Anonymous Narigon del Siglo said...

Muy bueno el relato...Seria bueno que comparase el prototipo de borracho de nuestro bendito pais con la ex potencia...Por lo poco que conozco, los borrachos aca vendrian a ser la personificacion de la decadencia de una franja de la sociedad, y del pais tb...Uno es lo que toma no? Muchas ideas se me vienen a la mente... Demasiadas para un blog...En fin, en cuanto lo de la escasez de calor humano, creo que debe tener varios candidatos para solucionar eso... Saludos

 
At 6:53 PM, Blogger Aspasia said...

"En un momento se me pasó por la cabeza que me iba a robar, pero mantuve la calma y me dirigí hacia él con una voz tranquila"...

Realmente me cuesta creerlo...

Asi q señor té de jazmin, le felicito por su post

 
At 4:08 AM, Blogger Retroalimentacion Negativa said...

A decir verdad, estaba extremadamente tranquila, por dos razones muy simples:
1) cuando te roban acá, lo hacen con un grado de profesionalismo tal, que no te das cuenta. Es más, a mi mama le cortaron la mitad del tapado y no se dio cuenta para sacarle 10 dólares que tenia en el bolsillo. Y los que te roban no se visten con harapos. El pensamiento inicial se debio más que nada a una costubre que reflejaba la realidad de Argentina.
2) Me encontraba mimetizada con el medio, o sea, no despertaba interés, porque los que frecuentaban esos lugares , sabian perfectamente que categoria de gente asiste a los mismos. Esta bastante marcada la diferencia en cuanto al poder adquisitivo, los de mayor poder adquisitivo no irian a comprar ahí, la gente de recursos medios, sí lo hacen mas que nada por cuestiones de comodidad y la costumbre, por ejemplo, algunos profesionales, los burocratas estatales, etc y porque no tienen que estacionar su 4x4 en la entrada. Aca estan de moda los autos grandes.......

Espero que con eso quedó aclarada su duda, mi querida Aspasia.

 
At 11:28 PM, Anonymous Anonymous said...

Your are Excellent. And so is your site! Keep up the good work. Bookmarked.
»

 
At 2:37 AM, Anonymous Anonymous said...

Greets to the webmaster of this wonderful site! Keep up the good work. Thanks.
»

 
At 3:59 PM, Anonymous Pipe, pipo, whatever said...

Querida Ksha, le dañaste el mundo a ese pobre hombre, preferible el vicio del trago que la tristeza del hambre. Ahora no se va a soñar con litros de alcohol sino con toneladas de comida.

 

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home